Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cuándo inició la facturación electrónica?

Contenidos

La facturación electrónica ha representado una importante evolución y mejora para los procesos contables de las empresas y fortalecer el compromiso tributario de las mismas. Afortunadamente cada vez son más los países que adoptan esta modalidad.

Antes de la llegada de la facturación electrónica en México, los contribuyentes debían acudir a una oficina del SAT para realizar todos los trámites relacionados con sus declaraciones, efectuar aclaraciones y hasta para obtener su RFC, lo que representaba un gasto innecesario de tiempo y recursos.

Para los funcionarios era un proceso complejo donde era imposible controlar al 100% el fraude y la evasión fiscal.

En el caso de América Latina, países como Chile, México y Brasil, son pioneros de la facturación electrónica, demostrando importantes logros relacionados con la reducción de costes, así como a evitar fraudes y evasión fiscal. A lo largo de los años, otros países se han ido sumando a esta práctica, con excelentes resultados.

Dicho esto, en FacturoPorTi somos especialistas en proveer soluciones innovadoras de facturación electrónica relacionadas con la generación y administración de documentos digitales, y en este post te contamos cómo ha sido este proceso en nuestra nación desde sus inicios.

Administración Tributaria (SAT)

El SAT o Servicio de Administración Tributaria es un órgano descentralizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público encargado de la aplicación de la legislación fiscal y aduanera, para la recaudación de impuestos, con el propósito de que tanto las personas físicas como morales contribuyan de manera proporcional y equitativa al gasto público.

Este organismo se encarga de fiscalizar a los contribuyentes, de manera de dar cumplimiento de las disposiciones tributarias y aduaneras.

Tiene el compromiso de facilitar e incentivar el cumplimiento voluntario de los contribuyentes, generando y proporcionando toda la información necesaria para el diseño y la evaluación de la política tributaria de la nación.

¿Cuándo empezó la facturación electrónica en México?

Si te preguntas cuándo empezó la facturación electrónica en México, te contamos que hasta el año 2004 se vivió un panorama lleno de facturas de papel impresas con vigencia de 2 años, que, además, debían ser almacenadas por 5 años, generando altos costos administrativos para las empresas y una gestión compleja, demorada e ineficiente para el SAT.

Por lo que, durante ese mismo año, surge la necesidad de mejorar el proceso y se realiza la aprobación del Comprobante Fiscal Digital (CFD) a través del Comité de Facturación Electrónica, por lo que el SAT creó la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) y publicó por primera vez el Anexo 20, guía técnica con las especificaciones de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI).

Cabe destacar que la implementación del primer CFD estuvo motivada por la solicitud de un grupo de contribuyentes quienes pidieron permiso para presentar facturas electrónicas.

facturacion-electronica-mexico

Desde ese entonces, la facturación electrónica en México ha experimentado una constante evolución, procurando adaptarse a las necesidades de los contribuyentes.

Más de la historia de la facturación electrónica

Año 2005

Se implementó el primer CFD versión 1.0., destacando que para ese entonces no se trataba de un procedimiento obligatorio, además, el SAT autorizó la facturación electrónica a través de terceros.

En ese momento, México se posicionó como el segundo país latinoamericano que utilizaba facturas electrónicas, finalizando ese año se encontraban registrados 236 emisores de facturas electrónicas con 139.509 operaciones.

Año 2009

El SAT permite a los contribuyentes la opción de emitir CFD por sus propios medios o mediante uno de sus agentes.

Esta medida fue publicada el 7 de diciembre de 2009 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) correspondiente a las Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2010 y su anexo 1-A, donde se establecen los cambios y modificaciones sobre la emisión de CFD, las cuales estarían vigentes a partir del 1 de enero de 2011.

Año 2010

El 31 de diciembre fueron impresas las últimas facturas en papel, las cuales podrían ser utilizadas hasta el fin de su vigencia.

Se le da carácter de uso opcional a la facturación electrónica y entra en vigor la versión 2.0 de los CFD, desapareciendo la figura de “agente SAT”.

Adicionalmente, se publica en el DOF la creación del CFDI como un nuevo modelo a seguir para las facturas electrónicas y se crean los Proveedores Autorizados de Certificación (PAC), a través de los cuales se obtiene un Sistema de facturación electrónica que permita cumplir con los requerimientos del SAT para la emisión de los comprobantes.

Año 2011

El SAT establece como obligatoria la facturación electrónica para algunos contribuyentes y permite el uso simultáneo de los siguientes medios de facturación:

  • Papel.
  • CFD, para la emisión del comprobante por medios propios.
  • CFDI, obligatorio para todas las empresas cuyos ingresos fueran superiores a $4 millones de pesos.
  • CBB, el cual usa un Código de Barras Bidimensional.

Año 2012

Corresponde al último año en el que se pueden utilizar las facturas de papel.

Fue implementada la nueva versión 2.2 de los CFD y se reconoce a México como líder en facturación electrónica.

Año 2014

Se establece el carácter obligatorio de la facturación electrónica en México para todos los contribuyentes.

Año 2017

Entra en vigor la versión 3.3 sustituyendo la versión 3.2, cambiando los CFDI de acuerdo a una severa modificación al Anexo 20, con nuevas normas de validación que buscan alcanzar un mayor control tributario.

Entre los cambios realizados destacan:

  • La estandarización de información a través de catálogos
  • Nuevas reglas para validar la información
  • La obligación de informar cuándo se reciben los pagos relacionados a una factura, esto con el propósito de elevar la calidad de la información que recibe el SAT.

cuando-empezo-facturacion-elextronica

En este punto la única versión válida para la emisión de facturas electrónicas es la versión 3.3 que incluye el complemento de recepción de pagos, así como el proceso de aprobación por parte del cliente para la cancelación de dichas facturas.

Año 2018

Obligatoriedad del buzón tributario para que los contribuyentes puedan ejercer el derecho de aceptar o negar la cancelación de un CFDI.

Año 2021

Se definieron los cambios para la versión 4.0 que entra en vigor el 1 de enero de 2022.

Dentro de los cambios que ofrece esta versión está la inclusión de nuevos atributos para la exportación, facturación mediante adquirentes, domicilio fiscal del receptor con su régimen fiscal, así como especificar cada concepto en el caso de que implique o no impuesto.

Las modificaciones estructurales se refieren a incorporar dos puntos de conexión capaces de crear, recibir, almacenar y enviar datos dentro de las rutas de red distribuidas. Estos puntos son:

  1. Información global: para comprobantes globales emitidos al público en general.
  2. A cuenta de terceros: datos solicitados para la facturación a cuenta de terceros, los cuales se incluyen en el cuerpo del CFDI.

La estructura de la secuencia de comprobantes relacionados se ha modificado con la finalidad de hacer posible la relación entre más de un CFDI. Estos cambios implican nuevas reglas de validación e incorporan nuevos catálogos, tales como:

  1. Comprobantes de retenciones e información de pagos 2.0: Se incluye el domicilio fiscal del receptor, así como un nuevo nodo para la relación de CFDI en la constancia de retenciones.
  2. Complemento de pago 2.0: Se modifica el Complemento para Recepción de Pagos (CRP)incorporando las actualizaciones sobre los conceptos de impuestos, e incorporando nuevas reglas de validación y catálogos.
  3. Cancelación de documentos: Se incorpora el motivo de cancelación y el folio fiscal sustituyendo al comprobante cancelado.

Se ajustan las diversas validaciones con la finalidad de limitar la cancelación únicamente para el ejercicio en el que se emitió.

Año 2022

Inicia la facturación electrónica versión 4.0 en donde se establecen nuevas reglas para la cancelación de las facturas, así como se solicitan más datos sobre los receptores de las mismas, tales como régimen fiscal, domicilio fiscal, entre otros.

Estos cambios entrarían en vigencia a partir del 1 de enero de 2022, y se otorga un período de convivencia de ambas versiones hasta enero de 2023, con la finalidad de permitir a las empresas que ajusten sus procesos de emisión de comprobantes de acuerdo a los nuevos requisitos.

No obstante, antes de que venciera este plazo, el SAT comunicó la extensión del mismo hasta el 31 de marzo de 2023, dando un margen más amplio a las empresas para implementar los cambios exigidos.

Año 2023

La versión 3.3 solo pudo ser usada para la emisión de CFDI hasta el 31 de marzo de 2023, a partir del 1 de abril de este año, la única versión de facturación electrónica permitida es la versión 4.0.

Evolución de la facturación electrónica

La facturación electrónica, desde sus inicios, ha demostrado que representa una excelente y eficiente herramienta para la automatización de gran parte de los procesos fiscales.

Alcanzando importantes logros en cuanto al ahorro de los gastos administrativos de las empresas, disminuyendo errores y contribuyendo a notables mejoras en las gestiones realizadas por el SAT para el control del fraude y evasión fiscal.

Dentro de su evolución, a raíz de cada cambio de versión, se han presentado retos y oportunidades de mejora de los procesos.

  • Por ejemplo, con la versión 3.3. Se implementaron cambios en el esquema de facturación electrónica en los que se independizaron los CFDI de los recibos de nómina y comprobantes de pago.
  • En cuanto a la versión 4.0., se implementaron las modificaciones en las facturas establecidas en la miscelánea 2022.

Con todos estos esfuerzos y cambios para su optimización, se ha contribuido a la simplificación del cumplimiento fiscal.

Lo que también involucra el compromiso de los contribuyentes para mantenerse actualizados con las versiones vigentes, las cuales le aportan numerosos beneficios como la disminución de su carga tributaria en cuanto al tiempo, dinero y personal dedicado a estas actividades.

inicio-facturacion-electronica

Todos estos aspectos señalan la importancia de una adecuada selección del facturador electrónico para una empresa, para lo cual se deben elegir las opciones autorizadas por el SAT a fin de cumplir con todos los requerimientos fiscales y que, además, sean eficientes y faciliten la gestión y organización de la información.

Plataformas para la facturación electrónica

Resulta indispensable que la plataforma de facturación electrónica seleccionada sea un sistema que garantice todas las medidas de seguridad necesarias para este tipo de operaciones, además, que sea intuitivo y de uso sencillo para los usuarios, que garantice el cumplimiento de las normativas vigentes, y permita administrar todas las transacciones relacionadas con la factura electrónica.

También se debe considerar que este sistema requiere ser interactivo con otros sistemas externos que lo mantienen actualizado con la información correspondiente a los servicios para el proceso de facturación.

Cabe destacar que los sistemas externos representan a los contribuyentes que tienen la necesidad de emitir y recibir comprobantes digitales relacionados con el giro, actividad o servicio prestado.

Plataforma Interna del SAT

Esta plataforma del SAT está dedicada a la coordinación, administración y sincronización de todos los proveedores autorizados, así como a la administración de la información relacionada a cada uno de los contribuyentes con sus correspondientes facturas electrónicas.

Proveedores Autorizados de Servicios – PAC

Representa un servicio que actúa como intermediario entre el contribuyente y el SAT, que brinda diversos servicios que le permiten dar cumplimiento a una adecuada facturación electrónica para posteriormente efectuar las actividades correspondientes a la sincronización con el sistema del SAT.

Sistema externo del contribuyente

El sistema externo del contribuyente se refiere a todas las aplicaciones de software que una empresa utilice para la emisión de sus facturas electrónicas, dicho sistema incorpora servicios provistos por un proveedor autorizado.

En FacturoPorTi, por ejemplo, contamos con más de 12 años en el sector y podemos ayudarte con las mejores soluciones a tu medida para una adecuada gestión de la facturación electrónica de tu empresa. No dudes en contactarnos.

Artículos Populares

¿Cuál es el mejor sistema de facturación en 2024?

febrero / 6 / 24

El Futuro de la Facturación: Cómo la Facturación 4.0 Está Cambiando las Empresas

febrero / 6 / 24

Comparación entre Carta Porte 3.0 y 2.0: Novedades y Mejoras

febrero / 6 / 24

El impacto de la Carta Porte 3.0 en la logística y transporte en México

febrero / 6 / 24

Uso de CFDI para Gastos Médicos

noviembre / 13 / 23

Prueba GRATIS
nuestro sistema

El proceso de facturación de una empresa incluye una serie de pasos y normas legales que deben ser cumplidas a

febrero / 6 / 24

En un mundo empresarial cada vez más digitalizado, la Facturación 4.0 emerge como una revolución en la gestión financiera, transformando

febrero / 6 / 24

En el dinámico mundo de la facturación electrónica y la gestión logística, la evolución es constante. En este artículo, te

febrero / 6 / 24

Regístrate y recibe una prueba GRATIS del sistema

 

FacturoPorTi se compromete a proteger y respetar tu privacidad. Solo usaremos tu información para proporcionar los productos y servicios que nos solicitaste. Puedes darte de baja de estas comunicaciones en cualquier momento.